Cevi consulting: asesoría contable, fiscal, laboral, jurídica y financiera a empresarios individuales y pequeñas y medianas empresas en Madrid

3 febrero 2017

Comentarios

0
 febrero 3, 2017
 0

Estos errores al darte de alta en el RETA pueden tener que ver con tramitar primero un alta u otra, con el paro o con olvidar las bonificaciones, por ejemplo. Veamos paso a paso algunos de errores más comunes entre los autónomos españoles.

En primer lugar, es muy común acudir a la Seguridad Social a darse de alta antes de haberlo hecho en Hacienda. Pues bien, esto supone un error ya que la Seguridad Social recopila los datos necesarios de Hacienda, y de esta forma formaliza el trámite del alta como autónomo. No es un error grave, pero sí es un paso inútil que te va a hacer perder tu preciado tiempo.

Por otro lado, muchos ex empleados por cuenta ajena olvidan que tienen la opción de capitalizar su paro, pero además olvidan que esto es algo que debe hacerse de forma previa a gestionar el alta en el RETA, si recuerdas capitalizar tu paro de forma previa, conseguirás algo de dinero para poder emprender tu nuevo negocio como autónomo.

Si es necesario registrarse primero en Hacienda, y aunque la Seguridad Social recopile los datos de ésta, es bastante común que los autónomos olviden o no sepan que deben acudir después a darse de alta como autónomo también en la Seguridad Social. De hecho para este trámite existe un plazo concreto. Es el paso básico para que dé comienzo el cobro de tus cuotas como empleado por cuenta propia, por ello, si lo olvidas o lo haces fuera de plazo, podrías enfrentarte al pago de las cuotas que acumules desde tu alta en Hacienda, es decir, desde que dio inicio tu actividad profesional.

Pero, lo peor no es que te vayan a cobrar las cuotas con carácter retroactivo, la sorpresa vendrá cuando al importe total, cuotas atrasadas más la vigente, veas que se agrega un recargo del 20% por demora. Además, resulta que perderías el derecho a bonificaciones y/o reducción en tu cuota de autónomo por esto.

Por tanto, tengamos claro que lo primero es darse de alta en Hacienda, e inmediatamente y dentro del mes natural en que tramitaste dicha alta, debes acudir a hacer lo propio en la Seguridad Social.

Otro error bastante común está relacionado con las bonificaciones, con el hecho de no aplicarlas en el momento del registro del alta de autónomo. Este punto hay que tenerlo muy claro antes de darse de alta, ya que escogiendo una bonificación se pierde el derecho a disfrutar de cualquier otra en el futuro. Por ello, es importante tener todas las opciones bien claras desde un primer momento, sabiendo cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades y la que mayores beneficios traería a tu negocio. Y esto has de tenerlo claro al darte de alta, porque si no has escogido ninguna, en el momento te conviertas en autónomo ya habrás perdido toda opción de aplicar ninguna bonificación, es decir, o eliges en el momento o pierdes la oportunidad.

Escoger mal los epígrafes de tu actividad o no reflejar la vivienda en el registro de Hacienda, si es que trabajas desde tu casa, son otros de los errores más comunes. Tanto en el IAE como en el CNAE debes asegurarte de seleccionar bien los epígrafes que correspondan a tu actividad, si la institución sospecha que no están bien escogidos puedes tener problemas. No han de ser literales pero sí debes asegurarte de que describen de la mejor forma posible tu actividad.

En cuanto a los autónomos que realizan su actividad profesional desde casa, han de tener en cuenta este detalle a la hora de cumplimentar los modelos 036 o 037, donde se deberá reflejar los metros cuadrados de la vivienda. Con esto también será posible que se deduzca los gastos el hogar equivalentes al porcentaje de vivienda dedicado a la actividad profesional.

Por último, detalles como no cotizar por contingencias comunes (con la posterior sorpresa de que en caso de baja no estás cubierto, ni tienes derecho a solicitar el paro como autónomo), elegir sin pensar tu mutua o realizar compras intracomunitarias sin saber qué esto lleva otro proceso especial, para lo que hay que estar dados de alta en el ROI también, son los errores que completan el listado de los más comunes.

 

Los errores que debes evitar al darte de alta en el RETA

 

Artículo original: Infocif

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *